Make your own free website on Tripod.com

 atraciones  y Parques Naturales,

"de toda la region"

Naranjo y sus alrededores

              

¿No debería titularse jardín de "las flores" o de "las rosas"?

Esta fotografía forma parte del proyecto "La ciudad y sus quinceañeras"

Es el jardín de los naranjos, así se llama. Está en la casa de la cultura de Azcapotzalco, construcción asentada sobre un antiguo centro ceremonial Tepaneca. Tiene ventanas, escaleras, puertas y salones increíbles, así como murales y vitrales que buscan rescatar algo de la historia de Azcapotzalco.

Al principio del siglo XX, Cd. Mante vino a ser el centro de comercio para el sur de Tamaulipas y luego en 1930 se iniciaron operaciones en el Ingenio de Mante.   
 

 

 

El Cielo, comprende una superficie de 144,530 hectáreas y constituye un paraíso por la gran cantidad de especies que alberga: 175 especies distintas de aves migratorias y 225 aves residentes, algunos anfibios y mamíferos, como venado cola blanca, jaguar y oso negro; esto es posible debido a sus condiciones topográficas, climatológicas y biológicas, únicas en el mundo.
Para poder conocer más acerca del paradisiaco lugar dale un vistazo a las fotos de este centro turístico de nuestra región.
La Aguja es otro popular balneario, a 7 km. de Mante en magníficas condiciones, se creó con la construcción de una presa sobre el Río Mante, la cual sirve para irrigar los grandes cañaverales de la región. Ésta obra se construyo entre los años de 1927 y 1929 y el 9 de Agosto de 1929 fue su inauguración. De aquí se puede navegar aguas arriba hasta llegar al nacimiento.
El Bernal de Horcasitas puede ser observado en todo su esplendor por los viajeros que circulan por la carretera Mante-Tampico, ya que su altitud máxima alcanza los 820 metros. Este monumento natural se eleva completamente aislado sobre la gran planicie costera del sur tamaulipeco, no encontrando ningún otro sistema montañoso a menos de 45 km.

La cueva del abra y las grutas de Quintero son dos cavidades de la sierra de Cuchara y son, sin duda, las mejor conocidas y más visitadas de nuestra región, por su cercanía a Ciudad Mante. En la cueva del abra vale la pena admirar el sótano que se encuentra al fondo de la misma y cuyo tiro de entrada es de 116 metros. Fue descendido parcialmente por espeleólogos de San Antonio Texas en 1956, y en la gruta de Quintero podemos observar al caer la tarde el espectáculo que nos brindan miles de murciélagos que salen para alimentarse en los alrededores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REGRESO PAGINA PORTADA

INICIO